NOTICIAS

Noticias / Actualidad / Balonmano


03 Abril 2012
«Nunca imaginé poder jugar con la selección en Alicante»
«Nunca imaginé poder jugar con la selección en Alicante»
A sus 27 años, Gedeón Guardiola vive el momento más dulce de su carrera. El jugador del Amaya Sport San Antonio (el otrora conocido como Portland en su etapa más gloriosa) participó en el Europeo de Serbia en el que España acabó en cuarta posición y ahora tendrá la ocasión de ayudar a que España consiga su billete para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Para ello, tendrá que superar a Serbia, Argelia y Polonia en el Preolímpico que se celebra entre el 6 y el 8 de abril en el Centro de Tecnificación. Los dos mejores pondrán rumbo en verano a la capital británica. Y allí aspira a estar el jugador alicantino, que se ha ganado a base de trabajo y buen hacer la confianza de un técnico de prestigio mundial como Valero Rivera. De momento, el espigado pivote atendió a este periódico en un momento libre que tuvo durante la concentración que lleva a cabo la selección desde el pasado viernes.
 
- España se juega la plaza olímpica en Alicante y usted, más que ninguno, puede decir que juega en casa. ¿Le hace especial ilusión?
- Tengo suerte por el simple hecho de contar para Valero Rivera, pero que, además, se juegue en Alicante es un sueño. Hace poco era inimaginable pensar que podía jugar en casa con la selección.
 
- ¿Qué supondría para usted estar en Londres 2012?
- Los Juegos son el evento más grande al que puede optar un deportista. Este año me están saliendo muy bien las cosas y si voy a los Juegos Olímpicos sería un sueño hecho realidad. Un sueño mío de hace tiempo pero también el de mucha gente porque la familia me ha apoyado en todo siempre.
 
- ¿El factor cancha puede ser decisivo para España?
- Jugar en casa debe ser una baza positiva para nosotros. Es importante que el pabellón esté lleno, que la gente venga con ganas de animar, que los rivales se sientan incómodos y que nosotros, por el contrario, estemos muy a gusto. Espero que se llene el pabellón y se llene como nunca porque están en juego unas Olimpiadas y eso es lo máximo para un deportista.
 
- A España le ha tocado en suerte el Preolímpico más complicado al tener que jugársela con dos potencias como Serbia, Polonia y, en menor medida, Argelia.
- Se nos ha complicado el tema porque en el Europeo optamos a más (España acabó cuarta), no pudo ser y se complicó el cruce. Pero lo bueno que tenemos es que jugamos en casa, que la gente nos va a apoyar y va a ser una baza a nuestro favor.
 
- A priori, Serbia, por su condición de subcampeona de Europa, es el rival más complicado. ¿Es bueno debutar en el torneo contra ellos?
- Hay que jugar y ganar a todos. Serbia tiene un nivel muy alto, pero a nosotros nos faltó sólo un poco de suerte en el Europeo y si seguimos con el mismo nivel no creo que tengamos problemas.
 
- Aquella semifinal contra Dinamarca, que dejó a España en la cuneta, aún está en el recuerdo...
- Sí, la semifinal y el tercer y cuarto puesto contra Croacia. No tuvimos la suerte de las primeras fases, pero somos conscientes de que hicimos un buen campeonato.
 
- El Europeo de Serbia 2012 fue su primera gran cita internacional, pero parece que, pese a la competencia, ya se asienta en la selección.
- Todavía soy de los novatos, pero este año me están saliendo muy bien las cosas. No esperaba hacer un Europeo tan bueno para ser mi primera vez, pero jugué bastantes minutos y regresé con bastante confianza. Ahora espero seguir con la racha y confío que el Preolímpico me sirva para seguir creciendo con la selección.
 
- Sin restarle mérito, para acudir al Europeo aprovechó la lesión de un fijo como Rubén Garabaya. En esta ocasión ya se puede decir que le ha quitado el puesto.
- Por desgracia Rubén no pudo ir al Europeo, y ahora estoy contento porque Valero me ha visto con posibilidades de seguir jugando con España y lo voy a intentar aprovechar. Soy de los novatos y debo demostrar todavía que puedo estar en este equipo.
 
- ¿Qué significa para usted entrar en los planes de un técnico con un palmarés tan importante como el de Valero Rivera?
- Estoy orgulloso de ello. Le respeto a él y me siento orgulloso porque me demuestra que me sigue, que estoy evolucionando, que me apoya y creo que tengo su confianza, entre comillas.
 
- Ahora falta que cuente con Isaías, tu hermano (jugador del Atlético de Madrid y que también ha sido internacional absoluto).
- (Risas) Sí, pero ahora mismo está muy difícil entrar en la selección. Es muy complicado coincidir, pero él está trabajando para poder llegar y sólo le falta el factor suerte para estar preparado en el momento oportuno.
 
- ¿Cómo se lleva una concentración de tantos días? ¿De qué se habla en las habitaciones?
- Se habla de balonmano, sobre todo, de la crisis por la que pasan muchos equipos, se habla de jugadores... El balonmano español, tanto masculino como el femenino, está pasando un momento muy duro, como la sociedad en general con la crisis económica. Hace unos años se podía vivir bien del balonmano, había muchos clubes que pagaban bien, que pagaban al día, pero ahora hay que sufrir y hay muchos clubes que tienen problema para pagar y jugadores que lo pasan mal, como es mi caso en San Antonio.
 
- ¿Y novatadas? ¿Le hicieron alguna cuando empezó a ser convocado con la selección española?
- Me han respetado bastante (se ríe). Las novatadas no existen aquí en la selección. Se está a gusto. Lo único que te hacen es que te sientas bien y eso es fundamental para poder ayudar al equipo.
Polígono Industrial Barrio del Cristo - C/ Doctor Fleming nº 12 - 46930 - Quart de Poblet - Valencia (España)
Telf: 96 154 25 00 / 96 154 25 40 - Fax: 96 154 76 63 - info@rasan.com