NOTICIAS

Noticias / Actualidad / Fútbol


05 Septiembre 2012
El Orihuela agota la vía administrativa y esperará la resolución del juzgado
El Orihuela agota la vía administrativa y esperará la resolución del juzgado
La vía administrativa ya no existe, por lo que el Orihuela queda sujeto a la decisión del juez de la sala tercera de Lo Mercantil. El Consejo Superior de Deportes (CSD) «no admite» el Recurso de Alzada presentado por el club oriolano con el que pretendía volver a Segunda División B. Una negativa que todavía da más fuerzas a los dirigentes del club, puesto que el órgano competente para dirimir la categoría deportiva del Orihuela es la Justicia ordinaria.
La resolución del CSD fue reenviada al juzgado de Lo Mercantil nada más llegar a las oficinas de Los Arcos. Una decisión que anula la vía administrativa y que deja el litigio entre la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y el club de la Vega Baja en manos del magistrado de Elche. Por su parte, la junta directiva espera que esta semana el juez formule una nueva resolución que devuelva a la entidad a Segunda B. Por el momento el que más ha corrido en este asunto es el fiscal, que ya ha emitido un informe sobre las posibles incompatibilidades ocasionadas en este asunto entre la Justicia ordinaria y la mercantil. No obstante, los dirigentes esperan conocer la resolución judicial esta semana, pues así les hizo saber el responsable de la Sala 3, que tiene sede en Elche.
El presidente del Orihuela, Antonio Felices, destacó ayer que «es una decisión positiva porque lo deja todo en la Justicia». En la argumentación jurídica el Consejo Superior de Deportes recuerda que el derecho privado no es asunto de su competencia, pese a que la decisión de que el club regrese a la categoría de bronce del fútbol español afecte a equipos de dos categorías.
Toda la polémica ocurrida con el Orihuela procede del artículo 105 del Reglamento General de la RFEF, que exigía al club avalar 200.000 euros como fianza para pagar a sus jugadores. Este dinero debía pagarlo la entidad amarilla por figurar en las actas de dos comisiones celebradas por el órgano federativo en las que se trató el impago de nóminas a jugadores. Los dirigentes solventaron una de las denuncias interpuestas por exfutbolistas del club, si bien el otro expediente quedo vigente sin que lo supiera la directiva amarilla.
 
             
 
El CSD se apoya en una sentencia de la Audiencia Nacional que dice que «las competencias públicas de las federaciones deportivas no pueden extenderse a la resolución de las controversias singulares que planteen los clubes con relación al derecho de ascenso de categoría, sino a la delimitación de las cuestiones generales atinentes a la organización de las competiciones deportivas».
En este sentido, en la sede del club dan por bueno que se agote la vía administrativa, si bien saben que «esta jornada tenemos que jugarla en Tercera División, pero esperamos incorporarnos a la Segunda B a la próxima», comentó esperanzado Felices.
La decisión del juez es fundamental para que la entidad cierre su plantilla, pues solo cuenta con doce jugadores para la presente temporada. Si el magistrado devuelve al Orihuela a Segunda B, el club deberá fichar en el extranjero o futbolistas que se hayan quedado sin equipo. En el caso de que el conjunto escorpión siga en la actual categoría tendrá que completar su plantel con futbolistas de menor calidad y con un coste incluso inferior.
Polígono Industrial Barrio del Cristo - C/ Doctor Fleming nº 12 - 46930 - Quart de Poblet - Valencia (España)
Telf: 96 154 25 00 / 96 154 25 40 - Fax: 96 154 76 63 - info@rasan.com